Tutorial DIY cesto de ganchillo con cuerda

¡Hola, Pescao!

Hoy quiero enseñarte a hacer este cestito tan mono que he tejido esta tarde mientras veía la tele (¡con eso me refiero a que es rápido y fácil!). Además es de un color muy Ciao Pescao, jeje.

Realmente, es de un tamaño bastante pequeño, pero puede servir para almacenar cositas pequeñas: para tus hijos, pueden llenarlo de canicas, pegatinas, juguetitos, horquillas y gomitas del pelo… Para ti, puede ser perfecto para dejar las llaves o para guardar el maquillaje. En mi caso, yo lo uso para tener controladas las cintas de encaje de bolillos que llevan algunas de las falditas Ciao Pescao.

Lo bueno es que una vez que sabes hacer el pequeño, ya lo puedes hacer a todos los tamaños que quieras. Y prácticamente sólo te hace falta saber hacer punto bajo a ganchillo! Así que allá vamos:

Materiales

  • Bobina de cuerda de algodón de tu elección.
  • Aguja de ganchillo, un par de números más grande que si tejieras con lana.
  • Tijeras
  • Contador de vueltas, o en su defecto un imperdible

Yo he usado un rollo de cuerda color verde agua que me compré hace un año o dos en I DO PROYECT. No estoy muy segura de si es éste exactamente, pero desde luego se parece bastante. Ya de paso, os recomiendo esta tienda si tenéis que comprar cositas para manualidades o labores… es muy cuca y trabajan muy bien.

Sobre la aguja, yo elegí una del número 7. Si hubiera sido lana, probablemente hubiera trabajado con una del 5, pero cuando tejes con cordón la cosa se complica un poco. Es un material más duro y rígido, por lo que si usas una aguja del tamaño “correcto” lo que vas a conseguir probablemente es dislocarte una muñeca.  Así que mejor escoge una un par de números más. ¡Ah! Y para evitar ampollas en los dedos, es mejor si coges el ganchillo como si lo empuñaras, no de la manera normal. Este también es un gran consejo cuando trabajas con trapillo… A mí me lo dio la dueña de mi mercería habitual, ¡y me salvó de un montón de ampollas y arañazos! Su frase exacta fue “coge la aguja como los niños pequeños cogen la cuchara”. Además así la muñeca también sufre bastante menos.

Patrón

Aclaraciones:

  • PB = Punto bajo
  • Aum = Aumento, o lo que es lo mismo, tejer dos puntos en un mismo punto de la vuelta anterior.
  • Este patrón se trabaja en espiral, es decir, que las vueltas no se cierran, sino que se sigue tejiendo sobre la vuelta anterior. Por eso es importante que cuando acabes cada vuelta, uses un imperdible o similar para marcar el inicio de la vuelta siguiente.

Comenzamos con un anillo mágico. Si no sabes hacerlo, este vídeo de We Are Knitters te lo aclarará:

*Nota, el anillo mágico es sólo la primera parte… en cuanto empieza a hacer puntos bajos es que ya está haciendo la primera vuelta.

Vuelta 1: 6 puntos bajos en el anillo mágico. (6 puntos en total)

Vuelta 2: 1 aumento en cada uno de los PB anteriores (12 puntos)

Vuelta 3: (1 PB, 1 Aum) 6 veces (18 puntos)

Vuelta 4: (2 PB, 1 Aum) 6 veces (24 puntos)

Vuelta 5: (3 PB, 1 Aum) 6 veces (30 puntos)

Vuelta 6: (4 PB, 1 Aum) 6 veces (36 puntos)

Hasta ahora, hemos tejido la base de nuestro cestito. Si quisieras hacerlo más grande, sólo tienes que ir siguiendo la progresión de PB que se intuye… es decir, la siguiente vuelta sería (5 PB, 1 Aum) 6 veces, la siguiente (6 PB, 1 Aum) 6 veces, etc.

Ahora vamos a levantar la pared del cestito.

Vuelta 7: 1 PB en cada uno de los puntos de la vuelta anterior, cogiendo sólo el hilo de atrás del PB (36 puntos)

Lo de coger sólo el hilo de atrás del PB, y no la cadeneta entera, es para que la continuidad del tejido se “rompa”, y de esa manera conseguimos que la pared del cesto suba más perpendicular a la base. Si no lo hiciéramos también estaría correctísimo, pero el efecto sería distinto, el cestito quedaría más redondeado, como si fuera media esfera.

Vueltas 8 – 10: 1 PB en cada PB de la vuelta anterior (36 puntos)

Las asitas es lo que toca ahora. Tengo que admitir que yo las he hecho totalmente a ojo… pero si la matemática no me falla, tendrías que hacer lo siguiente:

Vuelta 11: 8 cadenetas al aire, y 1 PB en el sexto punto bajo (es decir, sáltate 5 puntos bajos sin tejer). 12 PB. 8 cadenetas al aire, 1 PB en el sexto punto bajo, y 12 PB más, hasta completar la vuelta. (42 puntos)

Vuelta 12: 1 PB en cada PB de la vuelta anterior. Cuando llegues a las asas, simplemente teje un PB en cada cadeneta. (42 puntos)

Vuelta 13: Para rematar el cestito, yo he hecho un punto raso en cada PB de la vuelta anterior. Anudar y esconder la hebra.

¡Ya está! Ya tienes tu cestito. Lo de rematar con punto raso no es necesario, pero es cierto que queda mejor acabado y, sobre todo, que le da un poco más de cuerpo al cesto.

Otros cestos redondos

Hace un par de años, cuando mi hermana se quedó embarazada, con unas lanas que tenía de los chinos le hice un supercesto para guardar los pañales. La foto no es ninguna maravilla, pero aquí os la dejo.

Super cesto para pañales a ganchillo

Este cesto no llevaba asas, pero le hice un reborde hacia fuera para que cogiera más consistencia. Al ser de lana, no se mantenía muy derecho que digamos. Para hacer ese reborde simplemente hice un aumento en cada PB, y luego tejí algunas vueltas más.

También se puede usar para guardar juguetes, cuentos… ¡Lo que quieras!

Por cierto, que podemos sustituir la cuerda por trapillo. Se trabaja exactamente igual, incluida la manera de coger la aguja. El trapillo (ovillos hechos con excedentes de tela de las fábricas), hoy en día se puede conseguir en muchas mercerías, y también en los chinos. Y por supuesto por internet. Te recomiendo SusiMiu, porque tiene unos colores preciosos. Acaba de abrir su tiendita online, y su dueña es una bloguera supermaja que hace unas alfombras impresionantes y muy originales. Además, es paisana andaluza, como yo :)

Mi intención aquí no es hacer un curso de ganchillo, pero si tienes alguna duda con los puntos utilizados, dímelo en un comentario o desde el formulario de contacto, que estaré encantada de resolvértela.

¡Hasta la vista, Pescao!

Pin It on Pinterest

Share This